Abuso de poder

19/09/2009

¡Oiga, señora, no me toque el culo!

¡Oiga, señora, no me toque el culo!

Tan típico del caracter sexualmente enfermizo de los Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg.

¿Y qué dicen los medios españoles? Amordazados por la censura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: