El corazoncito de los bancos

30/09/2009

A cuenta de un artículo que leí en el blog del Sr. Insustancial en el que mencionaba el último anuncio de la obra social de la Caixa le he estado dando varias vueltas (dos vueltas ya son varias) a la cabeza.

Me he dado cuenta de que, de un tiempo a esta parte, algunos bancos emplean la estrategia de soslayar la imagen del banco tradicionalmente asociada a los servicios que ofrece o intentar asociarla a otra cosa para captar nuevos clientes:.

La estrategia publicitaria que ha elegido la Caixa para venderse en la TV no es otra que hacer que a mí me hierva la sangre… digo… publicitar su “Obra Social” en lugar de sus servicios o productos financieros. Dentro de la última campaña publicitaria que ha encargado la Caixa hemos visto (de momento) dos anuncios, los dos con un fondo bastante duro, dos historias sobre dos personas con grandes dificultades en la vida que gracias a la Obra Social de la Caixa (¡benditos sean!) han conseguido salir adelante.

En el primero de ellos, en blanco y negro (que aporta mayor dramatismo), una niña de baja extracción social (vamos, pobre) cuenta directamente a cámara que por sus terribles circunstancias personales… espera, mejor sin circunloquios… la niña ha vivido en la pobreza y no había tenido la opción de ser una niña porque tenía que ayudar en casa y ocuparse de sus hermanos hasta que llegó la Caixa, perdón, su Obra Social y la ayudó a salir. Terrorífico.

En el segundo anuncio, muy reciente (se han vendido al color), nos presentan a un hombre de 31 años con inteligencia limitada que a pesar de la misma puede desempeñar un trabajo tan útil como cualquier otro y vivir perfectamente insertado en la sociedad. Todo esto, y así lo aprendemos, es gracias a la Caixa, perdón, su Obra Social.

A este paso me imagino que el próximo anuncio de la Caixa mostrará el descorazonador testimonio de un huerfanito que harto de los abusos sufridos en el orfanato escapó a Londres en busca de una vida mejor y acabó explotado a las órdenes de un judío codicioso que le obligaba a robar a los transeúntes hasta que llegó la Caixa y le sacó del atolladero.

Si bien la labor de la Obra Social de la Caixa es de agradecer (toda labor social lo es), la sobreexplotación de la misma como chantaje emocional, perdón, como publicidad para conseguir nuevos clientes que aporten el capital para que un banco haga con él lo que siempre ha hecho el banco con el dinero ajeno (ESPECULAR) no parece demasiado ético. Con este tipo de publicidad el cliente despistado podría dar en pensar que en lugar de en un banco está depositando su dinero en una ONG dedicada a ayudar a los necesitados, no obstante dudo mucho que la intención de los bancos sea la de distorsionar la imagen que se tiene de ellos hasta tal punto de hacernos sentir mal para convertirnos en clientes suyos. ¿O sí?

Anuncios

7 Responses to “El corazoncito de los bancos”

  1. laquintacolumna Says:

    ¿Y que te esperabas que hicieran los bancos, contarte a lo que realmente se dedican?…Ya me dirás tu como adornas el hecho de que tu principal ocupación sea la usura y el tráfico de dinero (Vamos, lo que viene siendo robar los beneficios que generan otros)
    Ni los bancos ni las empresas de productos de higiene femenina pueden centrarse en vender su propia ocupación porque es bastante desagradable en ambos casos.

  2. Rockerduck Says:

    Dar penita es algo que siempre ha funcionado. Gracias a ello no soy virgen, por ejemplo. Bueno, gracias a dar penita y a las drogas que les echo en los cubatas.

  3. pamplinero Says:

    laquintacolumna:
    Yo metería mi dinero en el banco que se anunciase prometiendo actos de piratería más allá de la crueldad para aumentar mi capital. Lo prometo.

    Rockerduck:
    Como diría la mamá de lawinehouse “No vayas a ese sitio que dicen que le echan bebida a la droga”.

  4. danihd Says:

    Las cajas de ahorro (me imagino que la Caixa lo sea) están obligadas por ley a emplear cierto porcentaje en obra social. GRACIAS, cajas de ahorro, por hacer lo que estáis obligados a hacer. Y si algunos bancos también lo hacen, será por el bien de la humanidad, sin duda. Pamplinero, seguro que algo te mencionó Cavallino Rampante sobre esos tímidos filántropos que se esconden tras el nombre de Banco de Santander. Que si se necesita una hipoteca, bueno, habría que mirarlo; pero no preocuparse por Ferrari, que ahí estarán ellos para dar bien de comer a los caballos.

  5. pamplinero Says:

    danihd:
    Sí, sé que están obligadas, lo que no me gusta es la sobreexplotación de su labor social (muy loable) como estrategia publicitaria.

  6. danihd Says:

    Sí, tienes razón. Llevo tiempo pensando en pasarme de mi banco a una caja, pero es que soy taaan vago.

  7. pamplinero Says:

    danihd:
    Como ya le he dicho a laquintacolumna, yo sólo haría el esfuerzo de cambiar de banco/caja si me asegurasen que iban a utilizar todos los recursos de la usura a mi favor para enriquecerme.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: