Il Cavallino Rampante posa coqueto para nuestro fotógrafo

Il Cavallino Rampante posa coqueto para nuestro fotógrafo

A tenor de los últimos acontecimientos y de la sucesión de señales propicias puede decirse, esta vez sí, que Fernando Alonso está más cerca de entrar en Ferrari que nunca.  El piloto lo quiere, la escudería italiana también y el apoyo financiero a la operación ya se ha sellado, apenas falta la firma para que se haga efectivo el acuerdo.

Pamplinero (Ingeniero Justiciero), su blog de cabecera (en el sentido médico), se honra en ofrecerles una entrevista en exclusiva con un importante miembro de Ferrari  cuya mediación ha sido decisiva para hilvanar y rematar los detalles de la próxima incorporación del Sr. Alonso. Nuestro “inside man”, como dirían los americanos y los  periodistas españoles analfabetos que se pirran por los términos en inglés (esto es, todos), no es otro que “il cavallino rampante”.

A continuación transcribimos la entrevista en su totalidad.

Hemos quedado con il cavallino en un discreto hotel a las afueras de Turín para preservar la discreción de nuestro encuentro y porque tiene establos. Al entrar en uno de los salones del hotel, reservado por la gerencia expresamente para la entrevista, lo primero que divisamos en un rincón es a il cavallino hocicando tranquilamente en una papelera mientras tararea distraído Baixant de la Font del gat.

PAMPLINERO (INGENIERO JUSTICIERO): Buenas tardes, es un placer conocer a tan insigne figura del mundo del automovilismo.

IL CAVALLINO: El placer es mío, caballero, ¿empezamos?

P(IJ): Por supuesto. ¿No desea usted sentarse?

IC: Descuide, estoy bien caracoleando. Cuando quiera.

P(IJ): … bien, antes de empezar la entrevista en sí nos gustaría saber si desea usted transmitir un mensaje o dirigirse a los aficionados al automovilismo. Como ya debe de saber tiene usted muchos admiradores.

IC: Me hago cargo (sonríe). A los aficionados al automovilismo les digo que voten carlista.

P(IJ): ¿Vota usted carlista?

IC: Siempre que puedo.

P(IJ): Ya…

IC: ¡Ah! Se me olvidaba, y que se cepillen los dientes. ¡Cepillaos los dientes, chicos!

P(IJ): Sí, ya, claro… pasemos al asunto que más interesa a nuestros lectores. En los últimos meses se han sucedido una serie de hechos que llevan a pensar a cualquiera que, por fin, tras años de especulación, desencuentros y malentendidos Fernando Alonso…

IC: ¿Quién?

P(IJ): … decía que por fin parece que Alonso…

IC: No conozco a ningún Alfonso.

P(IJ): Alfonso no, Alonso. Fernando Alonso.

IC: Tampoco.

P(IJ): ¿No sabe usted quién es Fernando Alonso?

IC: No.

P(IJ): …

IC: ¿Ha ganado dos veces el mundial de Fórmula 1, no tiene cuello y está casado con una que hace ruiditos con la boca?

P(IJ): ¡Sí! ¡Ese mismo!

IC: Ahora sí que estoy perdido. Le estaba tomando el pelo, ¿de verdad hay alguien así? Tiene usted que presentarnos.

P(IJ): Sí…

IC: Asombroso.

P(IJ): …

IC: ¿Tiene usted preguntas sobre cosas que yo pueda saber?

P(IJ): …

IC: *ejem*

P(IJ): ¿Cuál es su comida favorita?

IC: No tiene usted más preguntas preparadas, ¿verdad?

P(IG): Yo pensaba que usted…

IC: Ya veo que no.

P(IJ): Sí, tengo muchas más… eh… ¿y la menos favorita?

IC: …

P(IJ): ¡OIGA! ¿¡DÓNDE VA!?

————————————————

Humildemente dedicado a este señor